6 de noviembre de 2014

Álex se confiesa con la DEA: usó esteroides.

alex mkcl.,
Finalmente, Álex Rodríguez decidió hablar la verdad. Después de toda una vida negando el uso de esteroides, Rodríguez admitió, ante agentes de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y bajo juramento, que ha sido un fuerte consumidor de esteroides, de acuerdo con una publicación ayer del periódico Miami Herald.

Otro diario, el New York Daily News, también reveló que el pelotero llegó a un acuerdo con la DEA que permitirá que sus revelaciones no sean luego utilizadas en su contra. El pacto se cae si se comprueba que hay una mentira de por medio. Según el Miami Herald, que consiguió el resumen de 15 páginas de la reunión que el pelotero sostuvo con agentes federales el 29 de enero de este año, el tercera base de los Yanquis admitió que compró esteroides por unos 12 mil dólares al mes a Anthony Bosch en la clínica Biogenesis de America. 

El propio Bosch le inyectó hormonas en su estómago y hasta le extrajo sangre en un baño de hombres en un centro nocturno en South Beach, Miami.

Y su primo, Yuri Sucart, fue su sirviente de esteroides. Sucart, de acuerdo con una publicación el lunes del propio Daily News, recibió pagos de casi un millón de dólares para que guardara silencio en ese sentido. El acuerdo entre los primos se habría dado en junio de 2011 antes de la suspensión por 211 partidos que recibió Álex.

El diario Miami Herald recordó que el pasado 11 de enero, luego de que le redujeran su sanción de 211 a 162 juegos, Rodríguez dijo que “nunca he utilizado esteroides y para probarlo, llevaré esta batalla a la corte federal”. Sin embargo, 18 días después, el jugador de ascendencia dominicana dio una declaración jurada a la DEA y los fiscales en la que admitía que, entre finales de 2010 y octubre de 2012, consumió sustancias prohibidas, lo que entraba en contradicción con sus opiniones públicas.

Información contra Bosch

El New York Daily News informó ayer que el pacto al que Rodríguez arribó, que también fue rubricado por Joseph Tacopina, el exabogado de Alex, y el asistente del fiscal Patrick Sullivan, se conoce en los círculos legales como “reina por un día”. Se llama así porque la persona bajo investigación recibe la garantía de que sus confesiones no serán usadas en su contra en audiencias posteriores. No quiere decir que Álex evite ser juzgado, ya que si lo que aporta no es verdad, si miente, o se descubre que incurrió en otro delito, se cae el acuerdo. 

Se ha informado que Álex supuestamente dio información a los fiscales norteamericanos con base en Miami en su caso contra Bosch y otros acusados del escándalo Biogénesis. Dentro de los acusados está el primo de Álex, Yuri, quien le presentó a Bosch. Desde que los cargos criminales fueron presentados en agosto, cuatro acusados, entre ellos Bosch, se han declarado culpables. Sucart, quien se ha declarado no culpable, “planea plenamente ir a juicio”, en febrero.

Clave para dar negativo

Según el reporte escrito de la investigación, dice el Miami Herald, Álex admitió pagarle a Bosch por dosis de crema de testosterona e inyecciones de hormona de crecimiento humano. “Rodríguez se las inyectaba en su estómago, ya que Bosch le dijo que le ayudaría con su sueño, peso, crecimiento del pelo y recuperación muscular”. 

Álex también reveló cómo Bosch le dio claves para “no dar positivo en las pruebas de MLB”. Según Rodríguez, eso lo hacía “al entregar la muestra a la mitad de haber comenzado a orinar, que no diera del principio o el final”. 
Funcionó. Una prueba que él tomó durante el uso de las drogas regresó negativa. En el caso Biogenesis, los fiscales otorgaron inmunidad a un total de nueve entre activos y  exjugadores profesionales: Rodríguez, Ryan Braun, Melky Cabrera, Nelson Cruz, Francisco Cervelli, Yosmani Grandal, César David Puello, Jordany Valdespín y Manny Ramírez.

No hay comentarios: