6 de noviembre de 2014

Senadores electos en EU, un poco más jóvenes que la media.

senado usa djkcl
WASHINGTON, DC: 
Con varias carreras aún por decidir tras las elecciones del 4 de noviembre, los 11 nuevos senadores que llegarán a la cámara en enero son una media de 16 años más jóvenes que los legisladores a los que sustituyen, y en algunos casos hay décadas de diferencia.

Cuatro de los nuevos senadores tienen menos de 50 años, lo que lleva un pequeño contingente de miembros de la Generación X a la cámara alta.
A los 37 años, el senador electo Tom Cotton, republicano de Arkansas, es el más joven del grupo, mientras que el republicano de Georgia David Perdue, de 64, es el más mayor.
La edad media de los nuevos senadores es de 50 años, frente a los 66 de media de los legisladores a los que sustituyen. Todos menos uno de los 11 son republicanos.
Pero la sangre nueva no se limita al Senado.
Elise Stefanik, una republicana de Nueva York, es con 30 años la mujer más joven jamás elegida para la Cámara de Representantes. También hace historia Mia Love, de 38 años, cuya victoria en un distrito suburbano de Salt Lake City la convierte en la primera mujer negra republicana que logra un escaño en el Congreso.
El próximo Congreso tendrá un mínimo de 101 mujeres incluyendo a la demócrata de Carolina del Norte Alma Adams, que asumirá el cargo la semana que viene, como la mujer número 100 de la cámara actual, un récord de mujeres elegidas en el Capitolio. Adams también fue elegida para un periodo de dos años a partir de enero.
Al menos 20 senadoras serán mujeres, igualando el número actual.
También habrá 29 latinos en la Cámara de Representantes, la cifra más alta hasta ahora, mientras que el número de afroamericanos pasará de 43 a al menos 46, incluyendo tres republicanos.
El senador Tim Scott, republicano de Carolina del Sur y que obtuvo un mandato de dos años en unas elecciones especiales, será el primer senador afroamericano del sur desde justo después de la Guerra Civil.
Incluso con ese aumento de diversidad, el Congreso sigue mostrando una abrumadora mayoría masculina y blanca. Los senadores tienen ahora una media de edad de 62,5 años, que bajará a 60,8 años con los recién llegados.
Dos de los senadores más mayores, los republicanos Patt Roberts de Kansas y Thad Cochran de Mississippi –de 78 y 77 años, respectivamente– fueron reelegidos el martes, al igual que el líder de la minoría Mitch McConnel, un republicano de Kentucky de 72 años. McConnell está encaminado a convertirse en el líder de la mayoría en enero.
Cuatro mujeres lograron escaños el martes para el Senado, incluyendo a la republicana de Iowa Joni Ernst, la primera mujer que ha tenido nunca la delegación de representantes de su estado y la primera mujer veterana del ejército que sirve en el Senado. Ernst, de 44 años, tiene 28 años menos que el hombre al que sustituye, el veterano demócrata Tom Harkin.
La congresista Shelley Moore Capito, republicana de Virginia Occidental por su parte, logró un puesto en el senado. Capito, de 60, sucede al demócrata Tom Harkin.
Si la senadora demócrata de Louisiana Mary Landrieu gana en segunda vuelta el mes que viene contra el republicano Bill Cassidy, habrá 21 senadoras en el próximo Congreso, un récord histórico.
Debbie Walsh, directora del Centro de Mujeres Americanas y Política en la Universidad de Rutgers, celebró el aumento de mujeres elegidas al congreso, pero señaló que los avances se vieron empequeñecidos por el triunfo republicano de los comicios de media legislatura.
“Aunque los republicaos ganaron mucho en todo el país, las mujeres siguen muy poco representadas entre los cargos republicanos”, dijo Walsh, señaló que sólo seis republicanas servirán en el senado, junto con 21 ó 22 congresistas.

No hay comentarios: