28 de junio de 2014

Lombardi afirma que no hay motivos para preocuparse por la salud del papa.
EFE
Ciudad del Vaticano
El papa Francisco mantiene su agenda para el fin de semana y no existen motivos para preocuparse por su salud, afirmó anoche el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, después de que el pontífice cancelara una visita que tenía programada al Policlínico Gemelli de Roma por una "indisposición".
"Los compromisos del Santo Padre en la agenda para el sábado 28 y el domingo 29 de junio están confirmados. No hay motivos de preocupación por la salud del papa", explicó Lombardi, en un comunicado.
Estas declaraciones del portavoz se producen horas después de que el pontífice argentino suspendiera la visita que tenía programada a la Universidad Católica de Roma, donde tenía previsto donar las reliquias de los santos Juan Pablo II y Juan XXIII, por una "indisposición".
Además, el papa iba a conversar con los enfermos del hospital Gemelli, en el que fue internado en diversas ocasiones Juan Pablo II, y a celebrar una misa frente a la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Católica de Roma que fue, finalmente, oficiada por el cardenal Angelo Scola.
El pasado 19 de junio el papa renunció a participar en una procesión a pie en un acto por la festividad del Corpus en la capital italiana y, en su lugar, se trasladó en un vehículo.
También, diez días antes suspendió algunas audiencias previstas oficialmente por una "leve indisposición".
Además, Bergoglio ya canceló el pasado 28 de febrero su visita al Seminario Mayor de Roma, por una leve "indisposición" que le produjo unas "décimas de fiebre", informó, entonces, Lombardi.

No hay comentarios: