2 de diciembre de 2014

Juan Vicini aboga por una frontera comercial fuerte.


Santo Domingo
El empresario Juan Vicini consideró ayer que con una frontera comercial fuerte entre República Dominicana y Haití podría convertirse en un espacio que “ecualice las diferencias macroeconómicas y sociales que existen entre ambos países”.
Vicini participó en la reunión binacional de la Unión Europea y del Sistema de las Naciones Unidas en la República Dominicana y Haití, donde empresarios presentarán durante dos días propuestas de proyectos en la frontera.
En la reunión celebrada en el hotel Embassy Suites by Hilton de la capital, el empresario dijo que la frontera no se está desarrollando, porque tradicionalmene ha sido ignorada, ya que allí no existen infraestructuras y se ha dejado a “la razón del mercado normal sin ningún tipo de apoyo”.
“Nuestra intención es conseguir fondos para apoyar en los estudios técnicos de todos los proyectos que se van a hacer en la frontera, estamos ideando una cantidad de proyectos que  lo que harían es sentar las bases macroeconómicas que no existen en la frontera, para que el mercado desarrolle la zona”, indicó.
Citó la importancia de tener “una frontera de verdad, o sea, una frontera comercial que permita que se desarrollen oportunidades ahí , trabajos que no existen, por eso hoy en día tenemos esa permeabilidad”.
Dijo que los problemas sobre migración y de derechos  humanos  están  más en las capitales que en la misma frontera, ya que en esa zona depende un país del otro y del comercio internacional. “Lo más importante es hacer inversiones para poder interconectar de norte a sur la frontera entera con una vía de transporte”, sostuvo.
A la reunión asistieron el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro;  el embajador de la Unión Europea en el país, Alberto Navarro; el coordinador residente de Naciones Unidas, Lorenzo Jiménez y el embajador haitiano, Fritz Cinéas.

No hay comentarios: