10 de noviembre de 2014

Ministra descarta gobierno acoja fallo de Corte como plantea Haití.

EFE
Santo Domingo
La ministra de Educación Superior Ciencia y Tecnología, Ligia Amada Melo, y el exsíndico Johnny Ventura, apoyaron ayer la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que declaró nula la adhesión de República Dominicana a la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).
Melo consideró imposible que el país se acoja al fallo de la CorteIDH, como ha externado el gobierno de Haití, tras considerar que como nación “el país tiene su derecho a tener sus propias leyes”.
A su juicio, la posición oficial del Gobierno es la que tiene que primar. “El gobierno no va a decir una cosa hoy para mañana decir otra. O sea, que por más que se insista, el país tiene su derecho, como todo país del mundo, a tener sus propias leyes y decisiones, y ya eso es una decisión nacional”, precisó.
La funcionaria habló tras participar en el décimo octavo congreso de educación de la Acción Empresarial por la Educación (EDUCA).
Ayer el exsíndico del Distrito Nacional, Johnny Ventura, respaldó la sentencia del TC que declaró inconstitucional la adhesión de República Dominicana a la CorteIDH, tras considerar que ese organismo está prejuiciado contra el país.
Ventura manifestó que la CorteIDH “se permite el lujo de aceptar testigos falsos a quienes todos conocemos y los hemos visto exponer en contra de Republica Dominicana para lograr una sentencia” como fue la condena el pasado 22 de octubre por supuestas detenciones y expulsiones sumarias de inmigrantes haitianos registradas de 1999 a 2000.
Ventura habló durante un conversatorio sobre distintos tópicos culturales, educativos y económicos con Luis Lithgow, cónsul dominicano en la ciudad de Nueva York, al visitar la sede del consulado, a propósito de su presentación artística programada para el 22 de noviembre en el Teatro United Palace, donde será homenajeado junto a Milly Quezada y Wilfrido Vargas por la dependencia consular en esta urbe.
Ventura agregó que la CorteIDH debe entender que República Dominicana tiene su propia soberanía.
“Nosotros no podemos ni debemos ser parte de un organismo que está prejuiciado contra la República Dominicana y que se permite el lujo de aceptar testigos falsos”, enfatizó el político y popular artista al tiempo de afirmar que es imposible que la nación dominicana pueda perder su soberanía e independencia.
Tras proclamarse como dominicano y dominicanista, Ventura entiende que “nosotros tenemos que convivir el territorio de la isla de Santo Domingo con Haití de la manera más armoniosa y pacífica, pero ellos deben entender que ellos son un territorio y nosotros somos otro”.
 “y tenemos todo el derecho de ordenarnos e institucionalmente y de defender nuestro territorio”.
“La culpa de que Haití no sea un país con instituciones sólidas y que ni siquiera pueda documentar a sus propios nacionales no es una culpa que tiene que pagar el pueblo dominicano”, dijo Johnny Ventura durante su visita al Consulado, localizado en el 1501 de la avenida Broadway en Manhattan.
Precisó que “le sale ya muy caro al pueblo dominicano todas las atenciones médicas y toda la educación que les brindamos a los haitianos para que nosotros seamos fustigados y castigados del modo que se trata de hacer desde esa Corte Interamericana de Derechos Humanos”.
Reiteró que está totalmente en desacuerdo con la condena emanada desde la Corte IDH, la cual rechaza a plenitud, y apoya la decisión tomada por el Tribunal Constitucional presidido por el doctor Milton Ray Guevara que declaró inconstitucional la adhesión de República Dominicana ante la CIDH, hecho que se hizo en 1999.
Johnny Ventura fue introducido al despacho consular por el director del Departamento de Prensa, periodista Adalberto Domínguez, quien con la avenencia de Lithgow se interesó en conocer su parecer sobre la posición asumida por algunas organizaciones y dirigentes políticos que con intenciones aviesas han apoyado a la CIDH y atacado la sentencia 256/14 del TC dominicano, respondiendo el ex alcalde de Santo Domingo que  “el mundo no puede olvidar que la República Dominicana nace de un desprendimiento de los haitianos”.
Empero, sostuvo que esas entidades y políticos deben estar conscientes de que “la República Dominicana nace como nación soberana a partir de crear una patria -que fue el pensamiento de Juan Pablo Duarte- libre e independiente de toda potencia extranjera”.
Recordó que en la Carta de la Organización de los Estados Americanos-OEA (A-41) y la Carta de la Comisión Interamericana de Desarrollo Social (CIDES), así como en todos los cónclaves del mundo “se le respeta a cada Estado la reglamentación migratoria y nosotros tenemos el derecho a reglamentarnos de manera institucional, que esas instituciones no existan en Haití no es un problema nuestro”.
“Yo tengo residencia en los Estados Unidos y no me la regalaron, sino que tuve que tramitar cada uno de los cánones que exige esta nación”, dijo Ventura.
Durante el conversatorio en la sede consular, Lithgow se mostró de acuerdo con las consideraciones externadas por Ventura y aprovecho su presencia para exhortarlo a tomar en cuenta a sus amigos y relacionados en el exterior para motivarlos a invertir en la República Dominicana, donde hay garantías y seguridades para las inversiones tanto nacionales como extranjeras.

No hay comentarios: