25 de noviembre de 2014

Los rusos amplían control en mar Negro.

AP
Moscú
Rusia reforzó ayer su control sobre la provincia separatista georgiana de Abjasia con un nuevo tratado que concibe vínculos militares y económicos más cercanos con el pequeño territorio exuberante del mar Negro.
La medida detonó indignación y gritos de “¡anexión!” en Georgia y generó un escalofrío en aquellos en Abjasia que temen que rusos acaudalados se apresuren a comprar su precioso litoral.
Además aumentó las sospechas en Occidente respecto a las aspiraciones territoriales del presidente ruso Vladimir Putin después de que en marzo se anexó la península de Crimea, en la costa ucraniana del mar Negro.
Bajo el tratado firmado por Putin y el líder de Abjasia en el cercano centro turístico ruso de Sochi, las fuerzas armadas rusas y abjasias en el territorio se convertirán en una fuerza conjunta encabezada por un comandante ruso.
Putin dijo que Moscú también duplicará el próximo año sus subsidios a Abjasia a aproximadamente 9.300 millones de rublos (más de 200 millones de dólares).
“Estoy seguro que esa cooperación, unidad y sociedad estratégica entre Rusia y Abjasia continuará fortaleciéndose”, señaló.
“Los vínculos con Rusia nos ofrecen garantías de seguridad total y amplias oportunidades para el desarrollo socioeconómico”, afirmó por su parte el presidente abjasio Raul Khadzhimba. escubren programa que permitió a gobiernos espiar en internet desde 2008. “Estoy seguro que esa cooperación, unidad y sociedad estratégica entre Rusia y Abjasia continuará fortaleciéndose”, señaló.

No hay comentarios: