30 de noviembre de 2014

Deterioro y falta servicios aumentan el peligro en Las Américas; los choferes harían protestas.

camiones dlnk
La Autopista de las Américas, que conecta con la región Este del país, se ha convertido en un vía de alta peligrosidad debido al franco deterioro por la cantidad de hoyos y el manejo temerario, así como por la falta de señalización, de iluminación, de puentes peatonales y paseos.

Debido a esta situación, casi a diario ocurren accidentes de tránsito, algunos con pérdidas de vidas, ante lo cual comerciantes y usuarios de la vía critican la indiferencia que mantiene el Ministerio de Obras Públicas, pese al clamor unánime para que el Gobierno disponga la reparación de la autopista.
Los problemas que afectan a esta importante vía se verifican, en dirección oeste-este, a partir del puente Juan Carlos, en el kilómetro nueve, donde decenas de hoyos entorpecen el desplazamiento.
Los conductores manejan zigzagueando para evitar caer en los agujeros, lo cual pone en peligro a los demás conductores que conducen en otros carriles. Esta situación es casi continua en un tramo de alrededor de 10 kilómetros.
Megapuerto. La peligrosidad se incrementa nueva vez a partir del peaje con desniveles y la apertura de huecos entre los muros que dividen la vía y por donde cruzan motoristas de manera repentina.
A la entrada del Puerto Multimodal el caos es mayor pues aunque hay un semáforo, muchos conductores no lo respetan y algunos realizan giros indebidos, aunque en la entrada siempre hay agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), los cuales se limitan a multar por falta de uso del cinturón.
Además, el acceso está indicado por unos muros Jersey, pese a que se trata de un gran puerto donde el flujo vehicular es alto, sobre todo de grandes camiones. En las noches no se pueden visualizar porque no hay lámparas ni están pintados de colores lumínicos.
Los paseos próximo a este punto están totalmente deteriorados debido mayormente al paso de los camiones

No hay comentarios: