15 de septiembre de 2014

Denuncian traslado de jueces que votaron a favor de Loma Miranda Parque Nacional.

MIRANDA DNCK,
La Fundación Justicia y Transparencia (FJT) denunció hoy que la Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo fue desmantelada, trasladando y degradando los jueces que fallaron a favor de Loma Miranda.

De acuerdo a la fundación, también fueron trasladados los magistrados que votaron en contra del impuesto a las compras por Internet, quedando activo en esa sala solo uno de los tres jueces que originalmente la componían.
Trajano Potentini, hablando a nombre de la entidad de la sociedad civil, dijo que el magistrado Rafael Ciprián, uno de los jueces más preocupados por la labor intelectual fue degradado de su posición y llevado a una supuesta “Presidencia de la Sala Liquidadora” del Tribunal Superior Administrativo (TSA).
.
Conversatorio Juridico Global.
Para Potentini, aún cuando la medida no se ha hecho efectiva al día de hoy, resulta perturbador que en la página de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), el Consejo del Poder Judicial haya emitido una resolución fechada el pasado 28 de julio, donde de manera expresa desmantelan la segunda sala del Tribunal Superior Administrativo.

Potentini recordó que en virtud del artículo 151 de la Constitución, al interpretarse junto con los artículos 18, 23 y 71 del Reglamento de Carrera Judicial, conforme a la Ley 327-98 y otras normas, establecen de manera claramente que los jueces no pueden ser trasladados sin su anuencia ni en su perjuicio.
Además del indigno traslado de que fue objeto Ciprián, reconocido y apreciado en la comunidad jurídica nacional por ser un trabajador incansable y un administrador judicial de alta valía para el sistema, fue también trasladado el magistrado Federico Fernández.
“En este caso, aunque la decisión de traslado no dice a donde lo envía, se cree extraoficialmente que fue designado en otra de las salas del Tribunal Superior Administrativo”, dijo.
Por eso, según la FJT, “estos traslados de jueces son un castigo por la gallardía y el valor personal con la que esos jueces defendieron los intereses populares, emitiendo decisiones que salvaguardan el Estado Social y Democrático de Derecho”.
A juicio de Potentini, con estos cambios se estaría mandando una señal muy negativa a los demás jueces, quienes podrían interpretar que le saldría caro el ser independiente y fallar en contra del Estado.
Pero la sociedad no quiere jueces parcializados, –dijo Potentini– ni jueces que estén a favor ni en contra de nadie: lo que se quiere son jueces verdaderamente independientes, que fallen de acuerdo a su mejor criterio, porque solamente así impera el Derecho, no la fuerza.
Potentini advirtió que la justicia con la labor de estos jueces, se ha proyectado como el único respiro y esperanza democrática, de ahí que silenciarlo y atemorizarlo sería un flaco servicio para la democracia, dejando al pueblo sin una salida civilizada y pacífica a sus reclamos, los cual pudiera tornarse como peligroso.

No hay comentarios: