26 de noviembre de 2014

20 dominicanos figuran entre los fugitivos más buscados por el FBI.

domincanos mas buscados
NUEVA YORK._ Veinte dominicanos figuran en el tope de la lista de los fugitivos internacionales más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la policía del gobierno de los Estados y la mayoría, están implicados en narcotráfico, mientras otros, son buscados por una variedad de delitos que abarcan asesinatos, posesión ilegal de armas, estafas al gobierno norteamericano, atracos, violación sexual, conspiración y robo de identidad.

En la lista son perseguidos la señora Amparo Altagracia Montás y su hijo Eddy Vázquez. Ambos son acusados de operar un prostíbulo, práctica ilegal en Estados Unidos, en el que forzaban a mujeres inmigrantes ilegales de México y Centroamérica a ejercer la prostitución.
La madre y el hijo, están acusados de tráfico humano y otros delitos relacionados.
El FBI busca también a Daniel Guzmán, un farmacéutico que trabajaba en una farmacia del Alto Manhattan, desde cuyo negocio, traficaba medicamentos recetados ilegalmente, algunos de los cuales son usados por narcotraficantes para mezclarlos con cocaína, heroína y otras drogas.
Juan Boria, es perseguido en conexión a una banda de narcotráfico que operaba en Massachusetts.
Benigno Fernández, quien usa los apodos de “David González” y “Benny Fernández”, a quien se busca por ser parte de una banda de tráfico de cocaína en el distrito Este de Virginia.
Julio Leiba Mejía, está prófugo del FBI por ser acusado de narcotráfico en la zona metropolitana de Puerto Rico y fue visto por última vez en el poblado de Carolina en esa isla.
Eduardo Quiñones, es perseguido por los federales desde el distrito Este de Virginia, por narcotráfico.
Usa los alias de “Juan José Cruz Hernández”, “Amapola” y “José Batista”.
Su última dirección conocida estaba en Nueva York.
 A Miguel Cuello Pérez, se le busca por violaciones a la ley federal de drogas y su expediente se fichó en San Juan, Puerto Rico.
Es fugitivo de los federales desde el 16 de octubre del 2010.
El FBI y la DEA, dicen que Cuello Pérez, es un fugitivo peligroso y armado, que es jefe de una organización de narcotraficantes, involucrados en el contrabando de drogas.
Fue detenido el 29 de julio del 2000 en el aeropuerto Kennedy de Nueva York, por el tráfico de 60 kilos de cocaína y 0.665 kilogramos de heroína.
Fue extraditado a Puerto Rico, donde fue acusado y declarado prófugo el 16 de octubre del 2000.
Marcos Rodríguez, fue acusado en el distrito Este de Missouri, por fraude electrónico y conspiración.
Su última dirección conocida fue en el barrio Villa Duarte de Santo Domingo.
José Edison, es buscado por el mismo delito que Rodríguez, su última dirección conocida fue en Santo Domingo.
En ese mismo expediente figuran Francisco Santana, visto la última vez en el ensanche Alma Rosa de Santo Domingo, Miguel Bonilla, quien fue ubicado la última vez en Managanagua (Los Restauradores) en la República Dominicana.
Por narcotráfico, el FBI persigue también a Luis González Berrios (José Pérez o Heriberto Cruz) a quien acusa de pertenecer a una banda de narcos que operaba en el área de Carolina del Sur.
Fue visto por última vez en Greenville (Carolina del Sur).
Janpher Daniel Báez o “Fabián Vega”, es buscado por el FBI en relación tráfico de cocaína en el distrito central de California y se desconoce su última dirección.
Encarnación González, es perseguido por traficar cinco kilogramos de cocaína en el área metropolitana de San Juan, Puerto Rico.
José Paulino (Chile), es prófugo por narcotráfico y conspiración en el distrito Este de Nueva York.
Otro de los dominicanos buscados, apodado “Papas”, está acusado de tráfico de drogas, también en San Juan (Puerto Rico).
Elinson Reyes, es buscado en el distrito Este de Missouri por fraude electrónico y conspiración.
Fue visto por última vez en el barrio Los Minas de Santo Domingo.
Santiago Guzmán, es perseguido por ese mismo delito en el distrito Este de Missouri y se le vio por última vez en Pimentel (República Dominicana).
Samuel Bello, es fugitivo por el delito de fraude y conspiración en el distrito Este de Missouri y su última dirección es desconocida por las autoridades.
Varios de los dominicanos prófugos del FBI, llevan más de 10 años huyendo y por algunos de ellos, se ofrecen recompensas de miles de dólares.

No hay comentarios: