13 de septiembre de 2014

Padre asesino de sus cinco hijos tenía problemas mentales.

asesino .jl
LEXINGTON, Carolina del Sur, EE.UU. Un hombre sospechoso de asesinar a sus cinco hijos renunció el viernes a su primera comparecencia ante un tribunal porque está siendo “retratado como un monstruo” y necesita evaluación psiquiátrica tan pronto como sea posible, dijo su abogada.
Timothy Ray Jones Jr., de 32 años, ha sido atendido por problemas mentales en el pasado, dijo su abogada Aimee Zmroczek. No especificó qué tipo de tratamiento o problemas tenía.
 “Está siendo retratado como un monstruo. Es sólo un hombre y está tratando de lidiar con esta situación”, agregó la abogada. “Está asustado y simplemente quiere a alguien que lo guíe en el proceso”.
La presentación inicial del viernes no era necesaria y podría haber prejuiciado a un posible jurado y evitado que recibiese un juicio justo, dijeron sus abogados en documentos judiciales.
Las autoridades dicen que Jones mató a sus tres niños y dos niñas, envolvió sus cadáveres en bolsas de basura por separado y condujo durante días por varios estados con sus cadáveres en descomposición antes de abandonarlos en una colina rural en Alabama.    Zmroczek dijo que Jones ha estado aislado y bajo vigilancia ante un posible suicidio. Las autoridades del condado Lexington esperan transferirlo a una prisión estatal por su seguridad.
A 650 kilómetros de ahí, en Amory, Mississippi, los niños de Jones iban a ser recordados en una ceremonia religiosa donde los asistentes leerían un poema por cada niño y luego soltarían globos.
 Los niños se llamaban Merah, de 8 años; Elias, de 7; Nahtahn, 6; Gabriel, 2 y Elaine Marie de 1.
Jones mató a sus hijos en casa por “medios violentos” casi una semana antes de que su esposa los reportara desaparecidos. El móvil y la causa se siguen investigando, dijeron las autoridades.
El jueves autoridades de servicios sociales dijeron que ellos visitaron la casa de Jones decenas de veces los últimos tres años e investigaron acusaciones de abuso.
 Los niños parecían felices y bien adaptados a pesar de las zurras ocasionales.
Las autoridades no encontraron nunca algo serio como para llevarse a los pequeños, pero documentos muestran que comopadre soltero Jones, un ingeniero informático, batallaba para cuidarlos.

No hay comentarios: